Soy (que no es poco)


Soy un hombre lo suficientemente joven o iluso como para haber confundido hasta hace poco la piel con su maquillaje, la mano con el guante que me engancha y no quiere soltarme, y haber puesto la vista en ciertos brillos sin sustancia ni color.

Ahora, en cambio, me esfuerzo por merecer mi nombre, que me acompaña como un traje sastre hecho a medida y que en, cierto modo, me hace más libre pues nada añade ni quita, al hombre que debajo de él habita.

Me detengo y observo que romper la continuidad de alguna conducta supone la obligación de recomenzar, echarse encima algunas gotas de aventura y entrar en un momento cero fugaz  desde donde buscar algún espacio de libertad.

Porque cada vez pienso más firmemente que hay hechos y acontecimientos parecidos a un golpe de viento seco y traicionero en el trayecto de una vida. Mi vida.

0 comentarios:

Atrevete a decirme lo que piensas...Estoy deseando saberlo. Vaaaaaa, dímelo.

En Ese Quizás Está Encerrada La Magia De Un Posible.


Con los años, vamos adquiriendo conciencia de que pesa mucho más el pasado que el porvenir, que nuestro principal bagaje consiste en lo que hemos sido. Aunque nos obstinemos en afirmar que cualquier presente se abre al futuro, el futuro no es nuestro. Nuestros son únicamente los años y los días que hemos dejado atrás.

Tal vez esa certeza tenga que ver con la muerte del alma que sobreviene hacia los cincuenta años. Al doblar la esquina de la vida, nos guste más o menos, queramos o no queramos aceptarlo, nos topamos de golpe con la maldita realidad. Pero eso no es malo, ni siquiera perjudicial, si lo sabemos gestionar bien. Yo tengo muchos menos años pero me voy preparando para dar ese salto definitivo, que llegará, y no me encuentre haciendome preguntas sin sentido. No hay tiempo que perder. Luego no, que la vida, a esa edad me han dicho que vuela.

Su presencia constante nos induce a aprovechar mejor el tiempo, ganando horas, ya que la sabia naturaleza nos permite dormir menos y nos incita a sacar réditos del pasado, incluso de lo definitivamente perdido. De eso q por olvidado no significa no sentido, vivido. Y se lleva por siempre adherido a la piel.

4 comentarios:

Atrevete a decirme lo que piensas...Estoy deseando saberlo. Vaaaaaa, dímelo.

Las Fotos Bonitas.


A ella le gusta hacerse fotos. La primera vez que hablamos, al despedirse, me mando una foto, donde se apreciaba el colorcito después de un día de sol. Más rubia, más guapa, más ella.

Ha habido más fotos, más momentos compartidos, más risas. Un día descubrí su belleza calmada observando una foto donde aparecían ciertos rasgos que no me había parado a mirar antes. Intuí que es la misma sensación cuando conocemos a alguien y tan sólo nos fijamos en el todo sin reparar que un detalle delata más cosas de esa persona que todo el conjunto. Es otra manera de conocerse, de llegar a mostrarse sin necesidad de hablarse.

En esa belleza calmada es donde aprendo a esperarla, a descifrar sus silencios, a quererla porque sus ojos, en esa instantánea, tienen un brillo especial. En esa foto, que se hizo pensando en mi, me dice con su mirada "Te Quiero".

0 comentarios:

Atrevete a decirme lo que piensas...Estoy deseando saberlo. Vaaaaaa, dímelo.

No Quiero Edulcorantes En Mi Vida.



Nunca he llorado con los himnos, y mucho menos por una bandera. No hay partido que me mueva al voto, no siento la patria como algo q me involucre y tenga necesidad de ir a las urnas. Me suena todo ultimamente aleatorio.

Lo que de verdad me une a tí, Woman, es bailar contigo una de los Stones, la exposición de Much en Madrid, las interesantes pelis de Wes Anderson, el summun de inicio del Parsifal...Mi vida está plena y soy muy feliz gracias a todo eso. Hoy he tenido plena conciencia de lo que le debo a esos musicos, pintores, escritores, grafitteros...Desde el más alternativo hasta el que recibe ovaciones por su obra.

Te digo con el corazón a punto de estallar q ellos sí son mi verdadera patria, porque ellos me hacen temblar, sin necesidad de que nos unan ni lenguas, ni banderas y mucho menos partidos. Como esta joyita de Emily King.

0 comentarios:

Atrevete a decirme lo que piensas...Estoy deseando saberlo. Vaaaaaa, dímelo.

Echar a Volar


Siempre que se empieza una nueva aventura se tiene miedo a no llevar todo lo necesario para la travesia. Esta vez cuento con ganas, entusiasmo y algarabia. No quiero depender de nada ni de nadie para llevar a cabo mi plan. Salgo a la aventura, sin gps que me guie, haciendo parada y fonda donde me plazca, hablando con las gentes con las que tenga ocasión de cruzarme, sin juzgar nada, con ganas de aprender y absorber toda clase de experiencias que se me presenten y que me apetezca hincarles el diente. Ese es mi propósito. Empecemos, entonces.

0 comentarios:

Atrevete a decirme lo que piensas...Estoy deseando saberlo. Vaaaaaa, dímelo.